Por qué alquilar un showroom en un coworking y cómo organizarlo

alquilar un showroom

¿Quieres celebrar una presentación de tus productos o servicios y no sabes por dónde empezar? Sigue nuestras recomendaciones a la hora de organizar un showroom y sácale todo el partido a esta gran herramienta comercial, estratégica para cualquier profesional independiente o empresa.

Además, los profesionales de AIN Business Center, te explicamos todo lo que deberías saber antes de alquilar el showroom que mejor se adapte a tus necesidades. ¿Empezamos?

 

¿En qué consiste un showroom?

La palabra anglosajona showroom se podría traducir como “sala de exposiciones”. Un showroom no deja de ser un determinado espacio que ejerce de escaparate, un recinto para dar visibilidad a los productos y/o servicios de profesionales independientes o empresas de todo tipo. Por lo tanto, un showroom debería ser sinónimo de lugar de encuentro entre quien lo organice y sus clientes, así como clientes potenciales y público afín a la marca.

 

El origen del showroom  

Los primeros showrooms que se organizaron estaban relacionados con el mundo de la moda y los complementos. De hecho, los showrooms de moda aún son una práctica muy habitual entre las firmas más top del sector. En este sentido, esta práctica se emplea como un reclamo muy eficiente para que estilistas y prensa especializada se hagan eco de las últimas novedades de las marcas.

Otra modalidad muy recurrente es el showroom de moda afincado en agencias de comunicación y relaciones públicas. En estos espacios los gabinetes exponen las colecciones de sus clientes, con el fin de que estilistas puedan acudir y seleccionar las prendas o complementos que precisen para los shootings de las revistas en las que trabajan.

Otro uso frecuente de esta tipología de espacios se da, por ejemplo, cuando las celebrities deben acudir a algún evento, pues previamente escogen su estilismo en un showroom de moda. De este modo se establece una relación de mutual understanding entre los líderes de opinión y las firmas, que están encantadas de que se les haga publicidad sin ningún coste.

 

Clases de showrooms

Afortunadamente, hoy en día ya no es una práctica exclusiva del sector de la moda. El alquiler de showrooms se ha extendido a todo tipo de empresas e incluso profesionales independientes. Así, además del textil, la celebración de showrooms es muy común en el terreno automovilístico. Pero hay algunos sectores que se están sumando a esta herramienta de marketing en los últimos años, por ejemplo, el vitivinícola y más recientemente el canal online.

Existen varias tipologías de showroom, no solo dependen del sector del que provengan. Según la propiedad pueden clasificarse en showrooms privados, que normalmente pertenecen a grandes compañías, o showrooms de alquiler (permanente o puntual). O dependiendo del segmento al que se dirijan. En este sentido podemos encontrar showrooms cuya asistencia no presenta ninguna restricción y, por el contrario, showrooms en los que solo se puede acceder mediante una exclusiva invitación. Incluso algunos showrooms son de pago.

También pueden clasificarse según la tipología de espacio, en showrooms interiores o showrooms de exterior, con fabulosas vistas a la ciudad. Este es el caso del original showroom de Barcelona AIN Business Center, con sede en Avenida Diagonal o Paseo de Gracia.

 

¿Por qué alquilar un showroom en un coworking?

En nuestro post “Alquiler de showroom para la presentación de tus productos” ya te avanzamos todas las bondades de esta práctica empresarial frente a un establecimiento tradicional. Igualmente hemos preparado un recopilatorio de las principales ventajas de alquilar un showroom, así como de la importancia de que este forme parte de un centro de negocios o un espacio coworking. A modo de resumen:

  • La organización de un showroom es una técnica muy rentable a la hora de captar clientes y, por lo tanto, de incrementar las ventas de cualquier empresa.
  • Un showroom ofrece una experiencia de compra muy personalizada. ¿Por qué? Porque no acostumbra a haber aglomeraciones y es un ambiente tranquilo y relajado. Se pretende crear un ritual especial, una experiencia agradable para el total disfrute del usuario.
  • Gracias al alquiler de un showroom puedes impulsar relaciones comerciales con otras marcas, obviamente que sean complementarias a la tuya. Por ejemplo, ¿te imaginas exponer tu nueva colección de ropa de verano junto con alguna firma de gafas de sol? No solamente será un reclamo más para tu público objetivo, ya que también podrás compartir los costes de alquiler de showroom.
  • Una sala que reúna las características óptimas de un showroom se convierte en uno de los mejores escaparates de la identidad de la compañía. Por consiguiente, un showroom refuerza el posicionamiento de cualquier marca empresarial.
  • El hecho de que el showroom que alquiles esté integrado en un centro de negocios o en un coworking le suma muchas otras cualidades. Por ejemplo, una ubicación estratégica, una infraestructura tecnológica puntera, una imagen sólida y, evidentemente, un ambiente profesional, entre otras. ¡Descubre nuestro showroom en Barcelona AIN Business Center!

 

¿Cómo organizar un showroom?

A continuación, hemos recopilado lo que consideramos los mejores consejos a la hora de organizar un showroom. Te aconsejamos que pases por alto estos tips, pues en los pequeños detalles reside el verdadero éxito de este tipo de eventos. Veámoslos.

 

  • Checklist

Para organizar cualquier showroom, siempre debes usar una plantilla que incluya todas las partidas y conceptos que debes tener en cuenta antes, durante y después del evento. De este modo evitarás que se te pueda pasar por alto hasta el más mínimo detalle.

 

  • Ubicación estratégica

A la hora de alquilar un showroom debes tener muy en cuenta donde se encuentra. Opta por un espacio céntrico, a poder ser una zona bien comunicada y de negocios. Recuerda que, en la mayoría de casos, tu finalidad es recibir el máximo número de usuarios.

 

  • Posicionamiento de marca

Es vital que el showroom que alquiles para tu evento respire la identidad de tu empresa y refleje perfectamente la imagen corporativa que quieres transmitir. Por lo que, tanto el interiorismo como todos los elementos decorativos deben estar cuidados al detalle.

 

  • Previsión de aforo

Antes de alquilar un showroom, lógicamente debes tener muy en cuenta una previsión de afluencia de asistentes para saber qué dimensiones debería tener el espacio.

 

  • Lista de invitados

Si tu showroom no tiene un acceso libre, debes elaborar un listado de acreditaciones para enumerar las personas que estén invitadas a la presentación. Personaliza tus invitaciones, menciona cuándo y dónde se realizará el showroom, así como otros detalles: si hubiera un código de vestimenta, si la invitación incluye un acompañante, entre otros.

 

  • Socializa de forma individualizada

Tus invitados deben sentirse realmente especiales. Por este motivo, debes ofrecerles una atención muy personalizada, disfrutando de cada uno de ellos durante el tiempo que sea necesario. Y, por supuesto, también debes ser muy hábil en las relaciones comerciales.

No olvides que, además de establecer vínculos profesionales, un showroom permite crear un ambiente en el que se favorecen las relaciones personales. Nuestro consejo es que explotes el lado más social del evento con algún servicio de catering, con el fin de generar una atmósfera ociosa.

 

  • Regala un detalle original

Como colofón final al showroom, ¿qué tal si regalas algo inesperado a los asistentes? Es importante que pongas mucho énfasis en el packaging, que es lo primero que entra por la vista. A poder ser que sea un detalle funcional y creativo, preferiblemente relacionado con tu marca.

 

  • Apuesta por las redes sociales

Los canales sociales son muy relevantes a la hora de promocionar cualquier showroom o evento corporativo, aprovecha al máximo esta herramienta de gran visibilidad. Úsalas en todas las etapas de la organización del showroom. Por ejemplo, antes de que acontezca para promocionarlo, durante el evento para compartir publicaciones relacionadas y crear comunidad, y después como recordatorio y agradecimiento. Sin duda, las redes sociales son un gran valor añadido.

 

Y ahora que ya sabes todas las ventajas que puede aportar a tu negocio el alquiler de un showroom y cómo organizarlo con éxito, ¿te atreves a conocernos?

¡Te esperamos en el showroom de Barcelona AIN Business Center!