Oficinas y despachos: ¿cuál es la iluminación más adecuada?

Iluminacion oficinas y despachos

La iluminación de los espacios de trabajo es un factor esencial no solo en el marco de la prevención de riesgos laborales sino, más allá, para asegurar la comodidad y el confort de los trabajadores.

Oficinas con luz natural, la mejor opción

Oficinas con luz naturalLa iluminación natural es, sin duda, la opción que mayor confort visual aporta y que, combinada con iluminación artificial, nos permitirá generar un espacio de trabajo agradable.

De hecho, según el Real Decreto 486/1997, los lugares de trabajo deberían contar con iluminación natural, complementada con el alumbrado artificial en los casos en los que la luz natural no fuera suficiente.

Además, un estudio de The National Renewable Energy Laboratory reveló hace ya unos años que las personas que trabajan en edificios con mucha luz solar presentan un menor índice de absentismo e incrementan su productividad.

A la hora de alquilar una oficina o despacho para instalarse, la luz natural será uno de los elementos principales que tendremos que valorar. En ese sentido, los grandes edificios de oficinas y los centros de negocios suelen contar con ubicaciones privilegiadas e inmuebles modernos con amplias entradas de luz natural.

 

La iluminación de los despachos y oficinas

La iluminación de los despachos y oficinasEn una oficina, sin embargo, no se puede trabajar únicamente con luz natural. Para el alumbrado artificial, se recomienda iluminación de tipo uniforme que se puede complementar con luces más localizadas en las zonas cuyos trabajadores tengan mayores exigencias visuales.

En cualquier caso, debemos evitar que las mesas de trabajo se sitúen de frente o de espaldas a las ventanas o a fuentes de luz directa, ya que ello podría provocar deslumbramientos o reflejos molestos para el desarrollo del trabajo. En el caso de la luz artificial, se buscará que incida de forma lateral sobre el puesto de trabajo, lo que se puede conseguir situando las mesas de trabajo entre las filas de luminarias.

En general, los business center que disponen de despachos y oficinas para alquilar ya tienen resueltas todas estas cuestiones y aseguran el confort visual de los profesionales que se instalen en ellos.

De hecho, esta es una de las ventajas de inclinarse por un centro de negocios a la hora de alquilar una oficina: se trata de espacios ya del todo equipados y para el diseño de los cuales ya se han tenido en cuenta todas las necesidades generales del profesional que va a trabajar en ellos. De ahí que alquilar una oficina en un centro de negocios permita empezar a trabajar desde el primer día.